Duendecillos, tesoros, lluvia y arcoíris.

En este mes de marzo mis alumn@s y yo viajaremos a Irlanda gracias al cuento que hemos elegido: “El duende del arcoíris”.Imagen

Como bien habréis adivinado hemos elegido este país porque el día 17 de marzo se celebra “San Patricio”, patrón de Irlanda, y en muchos colegios, desde el departamento de inglés, se preparan diversas actividades para acercar a l@s niñ@s a la cultura y las tradiciones de los países de habla inglesa.

Este cuento trata sobre un Leprechaun, el duendecillo zapatero que habita en los bosques irlandeses y que es muy difícil de encontrar. Los Leprechauns esconden calderos llenos de oro. Si quieres hacerte con uno de esos calderos apunta: después de un día de lluvia escóndete y espera pacientemente a que salga el arcoíris. Luego fíjate en el punto exacto en el que sus rayos tocan la tierra en el bosque. Justo ahí encontrarás el tesoro. Eso sí, debes tener en cuenta que estos duendecillos son muy listos, así que no te dejes engañar por ellos.

El cuento lo he sacado de esta página. Tiene cuentos muy bonitos, además de contar con reseñas de libros.

Además me gustaría recomendaros un libro precioso que compré hace unos meses. Contiene siete cuentos cortos sobre duendecillos y otros personajes mágicos pertenecientes al folclore de países como Francia, Irlanda, Gales, Dinamarca o Inglaterra, todos ellos acompañados de unas bonitas ilustraciones.

Seres Diminutos del Bosque.

Y para que vayáis disfrutando os dejo con uno de los cuentos: El Leprecaun.

Anuncios

Una Cenicienta egipcia.

Aunque nosotros estamos más familiarizados con la Cenicienta de Charles Perrault o la de los Hermanos Grimm la realidad es que existen más de trescientas versiones de este popular cuento. Se cree que una de las más antiguas es la egipcia. Como también he encontrado varias versiones de la Cenicienta egipcia he decidido adaptar la que aparece aquí, que es una traducción del cuento que podemos leer en este libro:

Imagen

En clase, una vez leído el cuento, hablaremos de las diferencias y similitudes entre la Cenicienta egipcia y la Cenicienta que ellos conocían.

Os dejo con “La niña de las zapatillas rojas”.

Wangari y los árboles de la paz: títeres planos manipulados con varilla.

Como ya os dije en la anterior entrada hemos estado trabajando sobre Wangari Maathai. Leímos el libro Wangari y los árboles de la paz y fue todo un éxito, así que propuse a mis alumnos hacer un teatro de títeres y representar la obra en el Día de la Paz. Aquí tenéis el resultado. Ha sido una experiencia muy motivadora para ellos y muy satisfactoria para mi. Me ha encantado.

Os dejo los dibujos que hemos utilizado para hacer los títeres. La niña africana pertenece a esta página. El resto de dibujos es de creación propia, utilizando como base el primer dibujo de la niña africana.

Wangari Maathai, recordamos a esta luchadora en el Día de la Paz.

El miércoles 30 de enero celebraremos el Día de la Paz. Este año me voy a centrar en la figura de Wangari Maathai, una persona digna de admirar y que, desgraciadamente, nos dejó hace un par de años. Su lema “I will do the best I can” resume toda su trayectoria como activista medioambiental y defensora de los derechos humanos, especialmente los de la mujer.

Aquí os dejo una presentación que he hecho para mi clase sobre Wangari y en la que también encontraréis unas pequeñas pinceladas sobre Kenia. Está pensado para el primer ciclo.

 

También tenéis un link por si os interesa comprar el libro “Wangari y los árboles de la paz”. Es una preciosidad.

Wangari y los árboles de la paz.

Arañas de Navidad, una leyenda alemana para leer en clase.

Últimamente no hago más que subir posts navideños, es lo que tiene el final del año, así que estreno este mes de diciembre con una breve leyenda de origen alemán que trabajaremos esta semana en clase. Cada mes viajaremos a un país diferente a través de un cuento que nos pueda acercar un poco más a sus tradiciones, costumbres o leyendas.

¿Sabéis que en Alemania ponen arañas en sus árboles de Navidad? Y no solamente en Alemania, también en Ucrania tienen esa costumbre. Si queréis descubrir el porqué quedaros a leer la presentación que os he preparado.