Representación del ciclo del agua en un tupper.

images

El año pasado, cuando estudiamos el ciclo del agua, hicimos una maqueta. Este año quería hacer una representación real y demostrar así como en un pequeño tupper podemos estudiar un ciclo biogeoquímico a pequeña escala, pero que al fin y al cabo es lo mismo que pasa en la naturaleza.

OBJETIVOS

Probar que una planta es capaz de sobrevivir sin nuestros cuidados, ya que gracias al ciclo hidrológico el agua se renueva constantemente.

Identificar las etapas que conforman el ciclo del agua.

MATERIALES

  • Un tupper
  • Piedrecitas
  • Arena
  • Tierra para plantas
  • Un pequeño recipiente
  • Una plantita

PROCESO

Dentro del tupper ponemos las piedrecitas en el fondo, luego arena y finalmente la tierra. Plantaremos la planta en la capa de tierra. Al lado dejaremos un pequeño recipiente con agua. Cerramos el tupper y lo colocamos al lado de una ventana bien soleada.

¿QUÉ OCURRE?

Cuando los rayos del sol inciden sobre nuestro tupper el agua del recipiente se calienta y se evapora. A través de la condensación el vapor de agua se convierte en gotitas que podremos ver repartidas por todo el tupper. Esas gotitas se van juntando y finalmente caerán como consecuencia de la gravedad. Este proceso de “caída” es el proceso de precipitación, mediante el cual el agua regresa de nuevo a la tierra de la planta, al pequeño recipiente y a la misma planta. La planta también contribuye a que el ciclo del agua se mantenga, ya que sus raíces absorben el agua, que viajará por su tallo y llegará hasta sus hojas donde más tarde será expulsada también como vapor de agua en el proceso de transpiración. Y así el ciclo continúa una y otra vez.

CONCLUSIONES

Durante nuestro experimento  hemos visto que no hemos tenido que regar nunca la plantita y se conserva fantásticamente .

La cantidad total de agua que teníamos en el recipiente no ha variado.

VÍDEO DE LA EXPERIENCIA, CLICK EN LA IMAGEN

descarga

Experimentos científicos para un día de nieve.

Paisaje nevado

Ayer un precioso manto blanco cubría muchas ciudades españolas así que, aprovechando las inclemencias del tiempo, pensé que podríamos llevar a cabo algún experimento científico relacionado con la nieve y el hielo. Los experimentos son una manera divertida de despertar en l@s niñ@s el interés por la ciencia, además de acercarles a los métodos científicos.

¿Por qué cuando nieva o hay hielo echan sal en las carreteras? ¿Qué pasa si en un vaso echamos hielo y luego lo rellenamos con agua hasta arriba? ¿Se desbordará el agua del vaso cuando el hielo se derrita? Nosotros ya tenemos las respuestas. Si queréis saberlo vosotros también no os perdáis nuestros experimentos.

Imagen